22/6/18

Rajoy hace su primera inscripción en el registro de Santa Pola, que busca su 'efecto Rajoy'... un camarero indicó que resultaría llamativo que se sentase a tomar uno de sus menús diarios de 12,50 euros

"Durante la jornada, los trabajadores de los registros de la Propiedad se están pasando un chiste sobre Rajoy, de autoría anónima, vía aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp. (...)"       (Tremending topic)



"Santa Pola busca su «efecto Rajoy».

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se esforzaba ayer en asegurar que su llegada a Santa Pola no es ninguna noticia. De momento, en este municipio costero de la provincia de Alicante se le ha recibido con mucha expectación y con la esperanza de que su regreso sea beneficioso para la economía de la zona.

Muchos creen que su llegada podría traer más turismo y prosperidad. Hoteles, restaurantes y comercios locales ven con buenos ojos y con sorpresa que puedan llegar a ver al propio ex presidente paseando por las mismas calles que ellos.

En Santa Pola estos días no se habla de otra cosa. Los vecinos y turistas se agolpaban en la mañana de ayer a las puertas del Registro de la Propiedad situado en la calle Soria del municipio alicantino. Medio centenar de periodistas esperaban la llegada del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su nuevo puesto de trabajo. Además, decenas de cabezas asomaban por los balcones y terrazas colindantes a la tranquila zona portuaria. Bajo sus ventanas, muchos carteles de «Se vende», cosas de la vida. Diez minutos antes de que el reloj diera las diez de la mañana, aparecía Rajoy.

(...) se pronunció la recepcionista del mismo hotel, quien valoró que la llegada de Rajoy podría ser visto como algo «morboso» para los vecinos de la localidad. «Puede llegar a ser chocante ver al ex presidente pasear por Santa Pola o alojarse en nuestros hoteles. Es verdad que en las grandes ciudades pueden estar más acostumbrados a ver a personajes políticos más a menudo, pero al fin y al cabo a nosotros no nos va a cambiar la vida».

De igual forma se expresó uno de los trabajadores del restaurante La Sal, situado a escasos metros del Registro de la Propiedad. De hecho, inquirido sobre si le resultaría llamativo que Rajoy se sentase a tomar uno de sus menús diarios de 12,50 euros, el trabajador aseguró que pese a que llamaría la atención de los propios clientes porque hasta hace una semana era el presidente del Gobierno, «no alteraría nuestro ritmo de vida y en cuatro días estaríamos acostumbrados».(...)"           (La Razón, 21/06/18)

21/6/18

Y si no quieres caldo...siete tazas. La empresa de productos porcinos Pig Demont anuncia el lanzamiento de la Chis Torrá



"La empresa cárnica malagueña PigDemont ha anunciado el lanzamiento de un nuevo producto, la chistorra “Chis Torrá”, en una velada alusión al nombre del presidente de la Generalitat Quim Torra.

Un empresario andaluz, Alberto González. creó en diciembre de 2017, en pleno desafío secesionists, la compañía Pig demont (‘cerdo’ en inglés y ‘de monte’ en francés) para vender jamones ibéricos y vinos espumosos.

El logotipo de la empresa es un cerdo con un peluquín y unas gafas de pasta, dos elementos que recuerdan a los que usa el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

González recibió un requerimiento de los abogados de Puigdemont que le exigía que eliminara el nombre y el logo de su empresa. Desde ese momento ha recibido un buen número de insultos y amenazas de radicales separatistas.

La tienda on line de esta empresa también comercializa un vino espumoso, de origen andaluz, llamado ‘Rufián’, que coincide con el apellido del diputado al Congreso por Esquerra Republicana, Gabriel Rufián."            (El Catalán, 15/06/18)

20/6/18

“Un poco más y Urdangarin entra preso en una casa rural de lujo con spa en los Pirineos”



Urdangarín ha valorado Brieva con un 9 en TripAdvisor.
 

19/6/18

Linchamiento a Echenique por encontrar gracioso el nombre 'Pig Demont'... "Miserable", "perro sarnoso", "transformer roto", "orejudo", "Pigchenique"




Me he reído mucho leyendo esta noticia sobre la pequeña empresa andaluza @pigdemont_.

El humor desde la discrepancia también es tender puentes.

"¿Si le hubiera puesto coleta al cerdo se enfadaría @Pablo_Iglesias_?" Estoy seguro de que no. https://www.huffingtonpost.es/2018/06/13/carles-puigdemont-denuncia-a-pig-demont-una-empresa-andaluza-cuya-mascota-es-un-cerdo_a_23458555/ 


Usuarios de twitter han cargado contra el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, por haber encontrado gracioso que una empresa andaluza se pusiera el nombre "Pig Demont" y incorporara la imagen de un cerdo con un cabello y unas gafas similares a las del expresidente de la Generalitat. 

"Me he reído mucho leyendo esta noticia sobre la pequeña empresa andaluza" afirma Echenique en una publicación en su twitter, asegurando que "el humor desde la discrepancia también es tender puentes".

La reacción de la red no se ha hecho esperar, decenas de usuarios han criticado que considere graciosa la comparación con un cerdo y algunos de ellos han hecho mofa de su estado físico en tuits denigrantes. "Miserable", "perro sarnoso", "transformer roto", "orejudo", "Pigchenique" son algunas de las perlas que los usuarios dedican al dirigente de Podemos. (...)"           (e-notícies, 14/06/18)


"Carles Puigdemont denuncia a Pig Demont, una empresa andaluza cuya mascota es un cerdo. "Nace del sentimiento y del orgullo de ser andaluces y españoles". (...)"                (HuffPost, 14/06/18)


"La Oficina de Patentes y Marcas prohíbe utilizar el nombre Pig Demont a una empresa andaluza. Al considerar que es "ofensivo". (...)"      (HuffPost, 15/06/18)



"Campaña tuitera por la libertad de ‘Pig Demont’ y los ‘porcs politics’.



http://www.pigdemont.es han cerrado la web. Es intolerable q un fugitivo de la justicia se aproveche de los fondos de todos nosotros, para emprender acciones legales contra gente trabajadora.
 La empresa malagueña de embutidos Pig Demont ha echado el cierre de forma temporal tras el acoso separatista y la decisión de la Oficina Española de Patentes y Marcas de impedirle utilizar el nombre tras ser impugnado por los abogados del expresidente golpoista Carles Puigdemont.

 “A causa de la presión, la falta de libertad de expresión, la falta de humor y la cobardía política no se aceptarán de momento más pedidos y servirán (sic) todos los contratados pendientes a partir del lunes”. Este es el mensaje que ha colgado en la web Alberto González López, dueño de la empresa, y que finaliza con un “Viva Andalucía, Viva Cataluña y Viva España” y está caracterizado con un lazo simbólico con la enseña andaluza.  (...)

En las redes se ha pedido apoyo para el empresario a través del grito “Llibertat porcs politics”. (...)"            (La Gaceta, 15/06/18)

18/6/18

Los migrantes del Aquarius dan media vuelta al llegar a Valencia y ver un edificio de Calatrava... ¡Es una trampa! Han gritado al divisar los pinchos blancos al amanecer

"Coincidiendo con el amanecer, a las seis y veinte de la mañana, se aproximaba a la costa valenciana el primer barco de la flotilla del Aquarius, el buque que ha rescatado a más de seiscientas personas abandonadas a su suerte en el Mediterráneo. 

Sin embargo, nada más divisar el puerto de Valencia después de varios días de travesía marítima, los 629 migrantes del bucle Aquarius han dado media vuelta y han salido huyendo al ver un edificio de Santiago Calatrava. “¡Era una trampa!”, han gritado algunos en cubierta, forzando a la embarcación a volver a la deriva en busca de otra ciudad que les pueda acoger.

“¡Maníacos! ¡Os maldigo a todos! ¡Maldigo las guerras! ¡Os maldigo!”, exclamaban cientos de migrantes con los amenazantes pinchos blancos de Calatrava al fondo, rasgando el alba.

En el buque se han vivido momentos de muchos nervios y mucha tensión, especialmente cuando el avistamiento del tejado del Palacio de las Artes Reina Sofía desató el pánico abordo. “Hemos tenido que atender a muchas personas por cuadros de ansiedad”, confirmaba la organización internacional Médicos Sin Fronteras

La ilusión de los 629 migrantes por llegar a Europa fue interrumpida de golpe al asomarse al horizonte la silueta del Ágora, la plaza cubierta diseñada por Santiago Calatrava y situada en el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. “Muchas de las personas del barco saltaron aterradas al agua”, explican desde Médicos Sin Fronteras. 

Al huir de Valencia, el capitán de la embarcación se ha dirigido a Murcia en busca de acogida. “Todos nos han recibido con cariño, pero los migrantes pensaban que habían vuelto a África y ha sido aún peor”, confirma Médicos sin Fronteras."            (Javi Ramos, El Mundo Today)

15/6/18

Pero, por favor, que Toni Soler, Antonio Baños, Empar Moliner, nos ahorren las lecciones morales y, por lo menos, se laven la boca antes de meterse con una persona tan decente como El Roto.




"Lo ha vuelto a hacer. El Roto la ha vuelto a clavar.  

Lo de los churros amarillos no es libertad, es un mecanismo totalitario para señalar al que piensa diferente, a quienes no nos hemos tragado el matrix nacionalista.  

Nos quieren marcar para podernos marginar, para condenarnos a la muerte social (por ahora, algunos ideólogos del règim sembla que tenen pressa per passar al següent estadi).

Gracias Roto: los lacitos no son libertad, son totalitarismo y persecución.
Dolça i trencada Catalunya…"             (Dolça Catalunya, 13/06/18)


"¡Mal viento se te lleve, miserable!".

Toni Soler tacha a El Roto de "desgraciado" y Antonio Baños de hijo de puta por su viñeta.

 El Roto ha publicado una viñeta en El País que ha provocado la indignación, y también los insultos, de algunos soberanistas, entre ellos Toni Soler y Antonio Baños. También la ha criticado, pero sin insultos, la colaboradora de TV3 y Catalunya Ràdio, Empar Moliner. (...)


"Los presos políticos preventivos llevan 6 meses a 600 km de sus familias. Y a este desgraciado sólo se le ocurre esto. ¡Mal viento se te lleve, miserable!", ha escrito el presentador de TV3, Toni Soler, en twitter. "Vuelve la hijoputez del catalanófobo paranoide de El Roto. Su mera existencia es motivo de independencia", ha afirmado por su parte Antonio Baños. (...)
 
Finalmente, Empar Moliner ha considerado que "hablando de 'caza', inventándose esta terrible mentira que lo cambia todo (los lazos reclaman libertad para gente encarcelada) demuestran que se sienten culpables. Tienen que decir que 'cazamos'. Si no, qué dirían? que hay gente en la cárcel por un referèndumm ilegal?".           (e-notícies, 13/06/18)


"Ayer publicó El Roto en El País una viñeta que ha sentado muy mal a algunos de nuestros patriotas (retribuidos) más conspicuos.

En el chiste se ve a dos tipos con barretina que sostienen un lazo amarillo enorme y dicen que es para cazar a los que no lucen el lacito amarillo en la solapa. 
mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
A mí me pareció tan brillante y acertado como casi todo lo que suele publicar el señor Rábago, pero a genuinos catalanes como Toni Soler, Antonio Baños y Empar Moliner les indignó sobremanera y, claro está, se lanzaron a dar clases de ética en Twitter. ¡Tres chupópteros del régimen dando lecciones de ética! Realmente, hay que joderse.

Mientras Soler tildaba de miserable al humorista, Baños lo calificaba directamente de hijo de puta. Moliner, más comedida, se limitaba a hacerle ver lo moralmente punible de su chiste.
mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm Parece que, a veces, la libertad de expresión tiene sus límites para estos tres arribistas, que se la reconocen a Valtonyc, pero no a El Roto, un hombre que, precisamente, nunca se ha distinguido por practicar el patrioterismo que a ellos les permite ganarse muy dignamente la vida, un hombre que, en uno de sus chistes, sacaba a un personaje diciendo algo con lo que cualquier persona normal --o sea, no nacionalista-- podía suscribir: “A mí me da mucha vergüenza ser de cualquier sitio”.

Analicemos brevemente a los acusadores: Toni Soler fue un humorista prometedor que convivía peligrosamente con un patriota --no olvidemos la célebre proclama anarquista: “Un patriota, un idiota”-- hasta que el patriota (o sea, el idiota) se impuso y convirtió un programa como Polònia, que había empezado bien, en una herramienta más del agit prop nacionalista; Empar Moliner intentó asaltar España desde las páginas de El País y convertirse en la nueva Maruja Torres, pero como las cosas no le salieron muy bien, se refugió en los medios de intoxicación de la tribu, donde se la recibió con loa brazos abiertos (como a Ferreres cuando lo echaron de El Periódico y acabó en el Ara, que llevaba tiempo siendo su hábitat ideal); Antonio Baños ha sido siempre un saltimbanqui del periodismo que pasó de hacerse el moderniqui a ir de economista alternativo con unos libros que fueron la rechifla de todos los que sabían algo de economía: se hizo indepe de la noche a la mañana y por fin ganó el primer euro, pues sus orígenes inmigrantes gustaban mucho en la CUP y, sobre todo, en Súmate, la pandilla de charnegos agradecidos que se inventó y financió ERC para, digo yo, ampliar la base social del separatismo.

Que estos tres seres moralmente discutibles (o directamente reprobables) se atrevan a dar lecciones de ética y de moral a alguien que siempre ha ido por libre y cuya visión del mundo le da cien mil vueltas a la de unos esbirros del separatismo rentable es de traca. 

Me parece normal que se sigan lucrando a costa de la Secta Amarilla --a su edad no se van a poner a buscar un trabajo honrado--, pero, por favor, que nos ahorren las lecciones morales y, por lo menos, se laven la boca antes de meterse con una persona tan decente como El Roto."                 (Ramón de España, Crónica Global, 14/06/18)

14/6/18

El periodista José García Domínguez incendia Twitter tras copiar un artículo de Torra cambiando la palabra "españoles" por "catalanes". Los 'indepes' se tragan el troleo... y le acusan de racista, claro. Es lo que es... Torra, su modelo

"Los independentistas catalanes han picado en el anzuelo. El periodista José García Domínguez ha emulado el discurso del recién investido presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, en uno de sus artículos xenófobos previos a acceder al cargo. 

Torra, que ha sido señalado en los últimos días por tuits y comentarios supremacistas, pidió disculpas este lunes durante su discurso de investidura "por si alguien se ha sentido ofendido". Pero Domínguez decidió ir más allá y hacer probar su propia medicina al sector separatista catalán. El periodista publicó este domingo un artículo de opinión en el medio Libertad Digital del que se ha hecho eco todo el mundo.

El ejercicio de ironía ha sido destapado este martes, 36 horas más tarde, cuando más de uno ha caído en la trampa. Muchos políticos catalanes separatistas han condenado duramente las palabras del periodista al que han tildado de "asqueroso", mientras otros han preguntado si es punible ante la justicia.

Mismo discurso, diferentes palabras

Lo curioso del caso es que Domínguez escribió el artículo utilizando frases de Quim Torra, completadas con otras de políticos filofascistas o nacionalistas radicales como Daniel Cardona, Heribert Barrera e incluso el propio Jordi Pujol. (...)

Reacción de los nacionalistas

Ante dicho texto, al que sobran los calificativos, activistas nacionalistas de primera fila han criticado duramente lo que el president y sus ideólogos de referencia publicaron sobre los españoles.

A través de Twitter, políticos como Núria de Gispert, Toni Albà, Guillem Alsina o Albert Castellón condenaron las palabras del periodista, tuits que fueron eliminados horas más tarde tras descubrirse la farsa. 




"Si algo se puede afirmar ya con certeza indubitada tras todo lo oído en la primera sesión de investidura de ese Torra de la triste estampa es que el hombre y la mujer catalanes resultan ser criaturas poco hechas y anárquicas. 

Nada extraño si se repara en la desoladora evidencia de que los catalanes y las catalanas llevan cientos de años viviendo en un estado de triste miseria cultural, mental, espiritual y, sobre todo, lingüística. Es cierto, sí, que a menudo catalanes y catalanas dan pruebas de una excelente madera humana, pero procede admitir no obstante que, tanto ellos como ellas, constituyen la muestra de menor valor social y espiritual de España. 

Si por la fuerza del número llegasen algún día a dominarla, destruirían España. Y difícilmente podría ser de otro modo teniendo en cuenta que, tal como la ciencia ha acreditado sin lugar a dudas, el ADN de los catalanes está muy cerca del de los magrebíes y africanos, a diferencia del resto de los españoles, prácticamente indistinguible este último del tan característico en germanos, suecos, daneses y noruegos.

Así las cosas, nadie debería escandalizarse a estas alturas de que el cociente intelectual de los catalanes y las catalanas, al igual que ocurre con el de los negros y las negras en Estados Unidos en relación al de los blancos y las blancas, sea muy inferior al característico del resto de los habitantes de la Península Ibérica. No pretendo, entiéndaseme bien, que un país haya de tener una distribución genética pura. 

Pero hay una distribución genética en la población del resto de España que estadísticamente es diferente a la de las poblaciones subsaharianas y a la de los catalanes y catalanas. Y de ahí que tantas madres españolas teman con una comprensible mezcla de horror y pánico que sus hijos puedan confraternizar con niños catalanes en sus juegos infantiles. 

Algo, esa promiscuidad casual con los retoños de la raza inferior, que provocaría traumáticos lloros en los pobres chiquillos castellanohablantes sometidos al insano roce con la lengua de Pompeyo Fabra. Qué le vamos a hacer si, tal como acredita el conocimiento cabal de la Historia, en las venas de los catalanes y las catalanas impera aún hoy la sangre árabe y africana que las frecuentes invasiones de los pueblos del sur les han inoculado.

 Transfusión crónica que se revela de modo palmario en su manera de ser, de pensar, de sentir, de hablar en ese privativa jerigonza suya, y en todas las manifestaciones de su vida pública y privada.

Por eso pasa lo que pasa. Porque no hay derecho a que, mientras un agricultor andaluz no puede coger alguna fruta porque no le sale a cuenta, en muchas comarcas de la Cataluña interior, con la contribución del resto de España, reciban ayudas públicas para que se pasen el resto del día en el bar de su pueblo. 

He ahí la razón última, por cierto, de que tantas voces sensatas y respetables dentro de la buena sociedad española reclamen a los terroristas suicidas del Estado Islámico que se fijen bien en el mapa cuando maquinen cometer alguna carnicería dentro de la Península Ibérica. 

Pues, como es lógico, desean que todos los muertos, huérfanos y mutilados por ese tipo de crímenes sean, sin excepción, catalanes y catalanas de pura cepa. A fin de cuentas, si algún catalán o catalana quiere librarse de ese riesgo potencial, pongamos por caso la ilustre expresidenta del Parlament Núria de Gispert, con irse a vivir a Cádiz tendría el problema resuelto. 

Seamos claros. La gran desgracia, nuestra suprema desgracia nacional, es que los catalanes y las catalanas son como la energía, no desaparecen de una vez y para siempre como tantos deseamos en la intimidad, sino que se transforman. Ah, la sucia y maloliente inmundicia catalana, esa que el resto de los españoles hemos de soportar cuando nos desplazamos en nuestros coches particulares y, a diferencia de esos parásitos comedores de cebollas con babero, nos lo pagamos todo de nuestro esquilmado bolsillo. 

En fin, fuera bromas. Señoras y señores, si seguimos tal que así algunos años más corremos el riesgo cierto de acabar tan tronados como esa raza infecta. Dicho queda. Nihil novum sub sole."                 (José García Dominguez, Libertad Digital, 13/05/18)
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/la-raza-catalana-85093/

13/6/18

Canadá pone en marcha un programa nuclear con la esperanza de mejorar la relación con Trump

"Canadá comenzará a desarrollar armas nucleares lo antes posible. Con ello, el país espera mejorar su relación con Estados Unidos. En palabras del primer ministro, Justin Trudeau, “la relación entre Canadá y Estados Unidos es actualmente muy tensa. 

Con el desarrollo de varias cabezas nucleares esperamos normalizar la situación de nuevo. Nuestro objetivo es disparar misiles de prueba en el lago Michigan antes de que acabe el año”."           (De Speld, El Mundo Today)

12/6/18

El Parlamento gallego prohíbe a los diputados decir que el PP ha sido "condenado por corrupción"... es que podrían deprimirse, pobriños

"El PP gallego conocía desde hace más de una semana que los tres grupos de la oposición iban a cuestionar el presidente de la Xunta sobre la sentencia de la trama Gürtel durante la sesión de control de este miércoles. Después de que los conservadores se negaran a que Alberto Núñez Feijóo abordara el asunto en una comparecencia específica al respecto,  En Marea, PSdeG y BNG utilizaron esta vía para formular unas preguntas que la Presidencia de la Cámara también preparó a su manera. 

Solicitando un informe de los letrados parlamentarios que, según el presidente, Miguel Santalices, lo avala para prohibir que diputados y diputadas afirmen en las sesiones que el Partido Popular ha sido "condenado por corrupción".

"Yo sabía" que esas acusaciones se iban a producir, admitió Santalices en el pleno. Lo evidenció después de instar a la portavoz del Bloque, Ana Pontón, a retirar esa referencia a la "condena por corrupción" de la Audiencia Nacional al PP -el fallo sitúa al partido como beneficiario de la trama corrupta a título lucrativo-.

 La petición de Santalices, como en otras ocasiones, se apoya en el artículo del Reglamento parlamentario que faculta a la Presidencia para plantearla y, si el diputado o diputada se niega, apercibirlo formalmente y proceder a la eliminación de "conceptos ofensivos al decoro de la Cámara o de sus miembros, de las instituciones del Estado y de Galicia o de cualquier otra persona o entidad". Esa negativa equivale una llamada formal al orden y tres de estos apercibimientos, a la expulsión del pleno.


El informe esgrimido por Santalices causó estupor en la bancada izquierda del hemiciclo. Fue, dijo, una "petición personal" a los letrados de la Cámara "para el manejo del debate y el control de la sesión; yo le hago caso a los letrados" mientras "en otros parlamentos cesan a los letrados", intentó zanjar desde la presidencia.

 "Es tu trabajo, sólo faltaría", agregó susurrando el vicepresidente Diego Calvo, visiblemente contrariado por las protestas de la oposición, que forzó la convocatoria de una Junta de Portavoces para exigir explicaciones y, sobre todo, intentar obtener el informe de la "mordaza", que el socialista Fernández Leiceaga pidió sin éxito en el propio pleno.

La Junta de Portavoces se celebró, pero los grupos se quedaron sin el informe. "Es anómalo en términos democráticos", una "vergüenza y un bochorno", lamentó el portavoz de En Marea. El jefe del legislativo, dice Luís Villares, actúa de una manera "parecida" a la de "Estados donde se ocultaban las normas para poder perseguir a la gente" sin "siquiera saber" qué es exactamente lo que está prohibido. 

El presidente, dice, simplemente intenta "amordazar" a la oposición no solo evitando expresiones contra el "decoro", sino también para "salir en defensa de su amigo Baltar", toda vez que él mismo fue apercibido durante la propia sesión de control por recordar la acusación de ofrecer empleo a cambio de sexo de la que fue objeto el titular de la Diputación de Ourense, un caso que la justicia archivó.

"Si se trata de utilizar un informe de los servicios de la Cámara para saber hasta dónde podemos llegar en el debate sin ser llamados al orden, lo mínimo es conocerlo", concuerda Leiceaga, quien ve al PP dispuesto a mantener la "ley del embudo" en los debates, "muy ancha para algunos, estrecha para otros".

 No en vano, resalta, los grupos de la izquierda están sometidos a "límites muchos más estrictos" que los populares en general y el presidente de la Xunta en particular, "quien no tiene rubor ni empacho al lanzar conceptos muchos más duros que los portavoces de la oposición" sin que "pase nada".

Para Ana Pontón este nuevo episodio de "mordaza" al debate político en el Parlamento es "surrealista", un ejercicio de "insólita censura" apoyado, por si fuera poco, en un informe que los grupos de la oposición no pueden conocer, destaca. "El PP pretende prohibir en el Parlamento gallego lo que se publicó en las portadas de los periódicos y está en una sentencia", por lo que "no vamos a aceptar mordazas", asegura la nacionalista.

Estas palabras retiradas bajo el criterio de la Presidencia no solo es simbólica o de cortesía. Implica que las palabras suprimidas no figurarán en el Diario de Sesiones del Parlamento, el documento oficial creado para registrar todo cuanto se dice en los plenos. De este modo, quien en el futuro pretenda recuperar los debates parlamentarios de la actualidad no encontrará esas expresiones que la Presidencia de turno considera contrarias al "decoro", por lo que para conocer exactamente el contenido íntegro de todos los debates será necesario recurrir a las grabaciones de las sesiones."                 (David Lombao, eldiario.es, 07/06/18)

11/6/18

Torra pide una indemnización por la "fatiga" de ser español. Todas las encuestas coinciden en que los españoles están aburridos y hasta el gorro del 'próces'... así que, puestos a indemnizar...


"(...) "Pertenecer a España es una garantía cierta de vivir con un estrés permanente: reformas de constituciones, lengua, etc... 

Los acuerdos de separación Cataluña/España deberán incluir una cláusula de compensación por las miles de horas perdidas indignándonos y manifestándonos, y una indemnización por el deterioro físico de tantos años de fatiga crónica. 

Sólo por las enfermedades coronarias que evitaremos una vez seamos independientes, ya vale la pena serlo", afirmaba Torra en un artículo publicado en El Singular Digital en 2011. (...)"              (Diego Molpeceres, Vox Populi, 23/05/18)

8/6/18

Gila: “Nos fusilaron al anochecer, nos fusilaron mal”

"Nos fusilaron al anochecer, nos fusilaron mal”.

El humorista Miguel Gila (Madrid, 1919 – Barcelona, 2001), que trascendió en la cultura popular española con sus monólogos sobre la guerra, sabía de lo que hablaba. Mediante el surrealismo (“¿está el enemigo? Que se ponga”), el esperpento (“me dice el tío: '¡Oye que me has dado!'; pues no seas el enemigo”) y el costumbrismo (“¿a qué hora piensan atacar mañana? ¿no puede ser por la tarde, después del fútbol?”) Gila proponía un ejercicio terapéutico no tanto de reconciliación con la contienda como de memoria sentimental.

 Reinventando la Guerra Civil española, reescribiéndola y, por encima de todo, nunca olvidándola. Él mismo fue uno de sus muertos pero, como si de uno de sus chistes absurdos se tratase, vivió para contarlo.

En su autobiografía Y entonces nací yo. Memorias para desmemoriados (Temas de Hoy, 1995), Miguel Gila contó por primera vez la noche que fue fusilado. Afiliado a las Juventudes Socialistas Unificadas, mintió sobre su edad (tenía 17 años) para alistarse en el ejército tras el golpe militar de Franco de julio de 1936 y acabaría formando parte del Regimiento Pasionaria.

En diciembre de 1938, cuando todavía quedaban cinco meses para el final de la guerra, su cuadrilla ya se daba por vencida vagando por los campos de Córdoba: sin munición, sin camiones y sin agua, fueron capturados por el dichoso “enemigo” (en este caso, la 13.ª división de Yagüe). “No le tenía miedo a la muerte”, recordaba Gila, “estaba tan agotado, tan devorado por los piojos, por el hambre, el frío, el cansancio y la sed, que morir podía ser una liberación”.

La lluvia no dejaba de caer mientras el regimiento de Miguel Gila esperaba a “pagar el precio de la derrota”. Les habían quitado los abrigos, las botas y las mantas y les habían sentado en el suelo durante horas mientras sus captores saqueaban una finca. La dueña, una mujer de unos 30 años, salió de la casa gritando: “¡Viva Franco!”. No le sirvió de nada: la violaron entre todos.

Después llevaron a los detenidos a un descampado. “El piquete de ejecución lo componían un grupo de moros con el estómago lleno de vino, la boca llena de gritos de júbilo y carcajadas, las manos apretando el cuello de las gallinas robadas”, escribió Gila

. El alcohol distrajo a los verdugos de formalidades (no hubo “listos, apunten, fuego”) o protocolos: dispararon a los 14 hombres una sola vez, sin rematarlos con un tiro de gracia, y siguieron bebiendo mientras asaban las gallinas robadas.

“Por mi cara corría la sangre de aquellos hombres jóvenes”, dijo Miguel Gila, un chaval de 19 años, que se quedó toda la noche haciéndose el muerto en el barro bajo la lluvia mientras sus captores bebían y comían. Al amanecer, cuando ya se habían ido, se incorporó, buscó otros supervivientes y encontró solo uno: el cabo Villegas.

Le hizo un torniquete en el muslo para que dejara de sangrar y le cargó en su hombro para recorrer los 18 kilómetros que separan El Viso de Los Pedroches de Villanueva del Duque (Córdoba). “Me fue difícil cruzar el río [Guadamatilla], sucio y revuelto por las lluvias. El cabo Villegas no pesaba mucho y yo era un muchacho fuerte, pero el terror del fusilamiento había aflojado mis piernas”, confesaba Gila

Los dos soldados se metieron en la primera casa que encontraron. “El miedo se había quedado atrás, en el lugar del fusilamiento; el hambre y el frío me habían dado el valor o me habían quitado la cobardía. Lo mismo da”, dijo Gila.

En el interior había un grupo de legionarios que luchaban en el bando nacional, que “odiaban a los moros”, y le dejaron secar su ropa, le dieron agua, una lata de carne, otra de sardinas, pan, tabaco, tomates, una manta y unas alpargatas y le pidieron que se marchase para no meterse en problemas con sus superiores.

Unas horas después, ya recuperado, Gila se unió a una fila de detenidos. Pasó cinco meses en el campo de prisioneros de Valsequillo (Córdoba), tras los cuales fue trasladado a la cárcel de Yeserías (Madrid) primero y a la de Torrijos (Madrid) después, donde coincidió con el poeta Miguel Hernández. Allí empezó a dibujar viñetas de humor. Estuvo entre rejas menos de un año, hasta el verano de 1939. El cabo Villegas perdió una pierna, pero logró sobrevivir.

Durante los cuatro años posteriores que pasó haciendo el servicio militar comenzó su carrera como escritor cómico en publicaciones como La codorniz, Hermano lobo o Flechas y Pelayos. En 1951 se subió al escenario del teatro Fontalba (Madrid) e improvisó un monólogo sobre sus experiencias en “la guerra”. Nunca especificaría cuál. No hacía falta.

A mediados de los 50, Miguel Gila ya era un humorista popular. Francisco Franco le invitaba al Palacio de La Granja durante las conmemoraciones anuales del 18 de julio, a pesar de conocer sus afiliaciones socialistas, porque a su mujer Carmen Polo le hacía mucha gracia “lo ocurrente que era”. Gila aseguraba que no tenía identidad política desde que rompió su carnet de las Juventudes Socialistas minutos antes de ser capturado aquella noche de diciembre de 1938.

Y esa fue la clave de su éxito. Si la actriz Carrie Fisher (la heroína de Star Wars) decía que “tienes que coger tu corazón roto y convertirlo en arte”, Miguel Gila agarró su síndrome postraumático (mucho antes de que los psicólogos nombrasen el término), lo zarandeó y no solo lo convirtió en arte sino en una rentable carrera profesional, un legado cultural y un bálsamo social. Gracias a Gila las dos Españas empezaron, poco a poco, a reírse juntas.

Tras un exilio (básicamente por cuestiones de trabajo) de 17 años en Buenos Aires, el humorista regresó definitivamente a España en 1985 y forjó su estatus de icono nacional.

Él decía que el humor es la maldad de los hombres dicha con ingenuidad de niño y sus descacharrantes anécdotas sobre el día a día de la guerra demostraron que aquel refrán que asegura que “la comedia es solo el resultado del dolor y el paso del tiempo” podía hacerse realidad incluso en un país con las cicatrices tan mal curadas como España.

“Perdone, ¿podrían ustedes parar la guerra un momento?” era un chascarrillo estrafalario, pero también despojaba a la batalla de heroicidad. Sus participantes, en un bando y en otro, no son héroes ni villanos sino hombres con ganas de regresar a casa y Gila jamás mencionaba a los vencedores ni a los vencidos porque, en realidad, todos habían perdido.

Su comedia resultaba campechana en la forma, pero sofisticada en el fondo. Aquel deje amargo aunque nunca rencoroso, aquella humanidad entrañable y aquel talante resignado forjaron una comedia accesible y universal. Durante los 90, explicaba que Bill Clinton le había contratado para luchar contra Sadam Hussein porque la guerra jamás terminaba y, para Gila, el humor tampoco.

En el libro Miguel Gila. Vida y obra de un genio, de Juan Carlos Ortega y Marc Lobató (Libros del silencio, 2017), Josema Yuste asegura que la comedia de Gila “te tiene que gustar, seas de izquierdas, de derechas, del centro; de arriba, de abajo; seas lo que seas te tiene que gustar”.

Juan Marsé describe que “su humor fulmina la grandilocuencia” y Forges alaba que en sus monólogos “todo lo gris del franquismo cotidiano desaparecía, es uno de los tres reyes magos del humor, con Cervantes y Quevedo”.

Gila fue artista que durante décadas consiguió que todo el país dejase de prestar atención a sus diferencias para regodearse en lo que le une. Miguel Gila utilizó su miseria para sacar a España de la trinchera y sentarla en un diván terapéutico desde el cual encontrar cierta paz con sus propios fantasmas. Al fin y al cabo, él era uno de ellos."                    (Juan Sanguino, El País, 09/04/18)